miércoles, 24 de julio de 2013

Plantago major (el llantén mayor)

     Plantago major L., el llantén mayor o llantén común (familia Plantagináceas), es una planta que habita de manera natural en las zonas templadas y frías del Hemisferio norte, en zonas alteradas en lugares húmedos.
    Tiene las hojas muy anchas de hasta 40 cm de largo, con un pecíolo bien desarrollado y un poco alado. La espiga de flores también es muy alargada, las flores ocupan gran parte del pedúnculo.
     En hojas, espigas y raíces, se halla el glucósido aucubina, con invertina y emulsina, las hojas contienen citrato potásico. Se emplea el cocimiento, en enjuagues y gargarismos, como astringente, contra las inflamaciones bucales y de garganta (Barrera, 1980). Ya fue citada por Dioscórides.


Bibliografía

Barrera, I. (1980) Plantas medicinales de la Serranía de Albarracín.
 
 
 
Plantago major
 
 

Plantago lanceolata (el llantén menor)

     Plantago lanceolata L., el llantén menor (familia Plantagináceas), es una planta que habita de manera natural en las zonas templadas y frías del Hemisferio norte, principalmente en prados, pastos secos y, comunidades nitrófilas.
     Esta especie tiene las hojas lanceoladas con los nervios bien marcados por el envés, las hojas normalmente tienen muy pocos pelos. La espiga es alargada (a menos que sea inmadura y entonces la tenga ovalada) y no tiene pelos.
     Las hojas son ligeramente astringentes y emolientes, se ha empleado para lavados de boca, como desinflamatoria, y en interior, como anticatarral en las inflamaciones de las vías respiratorias (Font Quer, 1993). Sus propiedades astringentes son indicadas en obras históricas españolas dedicadas a las plantas medicinales, por ejemplo por Lázaro Ibiza (1903-1910).

 
Bibliografía
 
Lázaro Ibiza, B. (1903-1910) Plantas medicinales. Manuales Soler. Barcelona.
Font Quer, P. (1993) Plantas medicinales. El Dioscórides renovado. Ed. Labor S. A. Barcelona.


Plantago lanceolata

Pinus sylvestris (el pino albar o pino silvestre)

     Pinus sylvestris L., el pino albar o pino silvestre (familia Pináceas), habita en Asia y el norte y centro de Europa, extendiéndose por el Sur hasta Sierra Nevada, norte de Italia y Macedonia. Laguna (1883-1890) indica de esta especie "El pino silvestre ocupa el primer lugar entre la abetineas europeas por la magnitud de su área: extiéndese ésta desde Escocia hasta el Ural, y desde nuestra Sierra Nevada hasta el norte de Noruega". López (2001) indica que en la Península ocupa cerca de 800.000 hect. de las que 342.074 corresponden a repoblaciones, su área natural se extiende por el centro y cuadrante nordeste, con enclaves en el sur de España (Sierra de Baza y Sierra Nevada) y en el norte de Portugal. Por repoblación se ha extendido por el norte. Sus mejores masas se encuentran en los Pirineos, Sistema Ibérico, Maestrazgo y Sistema Central.
      Es un árbol de tronco recto, de 5-35 m, y frecuentemente tortuoso en su hábitat natural, de color rojizo, escamoso en la zona superior, frondoso, denso en las ramas, con hojas de 4-8 cm de longitud, dispuestas en grupos densos. Conos masculinos poco perdurables, agrupados densamente, los femeninos de coloración variable en función de su edad, de color rosado el primer año, verdes el segundo y pardos el tercero. Semillas aladas, de 3-5 mm, con ala de 12-17 mm.
      En cultivo se multiplica por semillas. Las yemas se emplean como medicinales por sus propiedades balsámicas, para tratar afecciones de las vías respiratorias, y como diuréticas en infusión. La pez obtenida quemando los troncos y astillas se administra en forma de pomada contra las dermatosis (psoriasis, eczemas) y también se considera como un buen antiséptico y anticatarral. Teixidor (1871), indica "Para nosotros su mayor importancia es por los productos de naturaleza resinosa que suministra, si bien han tenido en otro tiempo aplicación las yemas como antiescorbúticas, antisifilíticas y contra la hidropesía, habiendo servido para fabricar cerveza mezclándolas con melaza, propiedades que según Murray tienen igualmente la corteza y las hojas". Laguna (1883-1890) indica que la "Madera es compacta, resinosa, de un color blanco, á veces algo rojizo, estimada como madera de sierra y como madera de hilo". Añade este autor "Son bien conocidas las muchas y variadas aplicaciones que del pino silvestre se hacen en Europa. Como madera, ya de hilo, ya de sierra, se estima en mucho la de esta especie en la construcción civil y naval, y los mástiles más apreciados por la marina proceden de los grandes pinares del Norte (Prusia y Rusia). La industria la emplea en usos variadísimos, desde el modesto tablado de la cama del pobre hasta la mesa de despacho del magnate, por más que está última esté revestida de una fina capa de caoba. Como combustible es una de las abietineas más estimadas. Sus productos resinosos son de bastante importancia en los países donde escasean ó donde faltan los pinos del mediodía (P. pinaster, P. laricio), más ricos en resina. Sus hojas, la pinocha, como las de otros pinos, se dan como ramon al ganado en los inviernos en los sitios en que la nieve abunda y cubre la yerba. Con el nombre de Waldwolle (lana de los bosques) se aprovecha, hace algunos años, principalmente en Silesia, la hilaza ó materia filamentosa obtenida de las agujas de este pino, y según su mayor ó menor grado de finura y resistencia, se emplea en el relleno de colchas y colchones, ó se hila y se teje y se fabrican con ella diversas prendas de vestir, usadas particularmente en los grandes hospitales, con ventaja, según se asegura, para la higiene, si se comparan con las hechas de algodón. …".
Bibliografía

Laguna, M. (1883-1890) Flora Forestal Española. Madrid.
López, G. (2001) Los árboles y arbustos de la Península Ibérica e Islas Baleares. Tomo I. ed. MP. Madrid.
Teixidor, J. (1871) Flora Farmacéutica de España y Portugal. Vols. I-II. Imprenta de José M. Ducazcal. Madrid. 
Pinus sylvestris 

 
 
 
 

jueves, 11 de julio de 2013

Phlomis lychnitis (la oreja de liebre)


      Phlomis lychnitis L., la candilera u oreja de liebre (familia Labiadas), es originaria del Mediterráneo occidental, habitando en la Península Ibérica de manera general en matorrales y pastizales secos, preferentemente sobre substratos básicos.
     Es una mata perenne, pluricaule y de hojas verdosas en el haz, estrechas y linear-lanceoladas, de flores amarillas en verticilastros separados con 4-10 flores y brácteas ovadas contraídas más o menos bruscamente en el ápice formando una punta que supera el conjunto de las flores del verticilastro.          
     Según Font Quer (1993), en referencia a Teixidor (1871), la planta es astringente y se aplica sobre las almorranas.
 

Bibliografía

FONT QUER, P. (1993) Plantas medicinales. El Dioscórides renovado. Ed. Labor S. A. Barcelona.
TEIXIDOR, J. (1871) Flora Farmacéutica de España y Portugal. Vols. I-II. Imprenta de José M. Ducazcal. Madrid.
 

Phlomis lychnitis

 

lunes, 1 de julio de 2013

Origanum vulgare (el oregano)

     Origanum vulgare L.(familia Labiadas) se distribuye por la mayor parte de Europa, norte de África, sudoeste al centro y este de Asia. Es una especie vivaz, aromática, de 2-6 dm de altura. Hojas ovadas, pecioladas, penninervias, base cuneiforme o redondeada de 8-12 mm de anchura, ovadas o elípticas, peciolo de 1´5-4–mm x 1-1´5 mm de anchura, enteras o con dientes romos poco aparentes, de color verde oscuro en el haz, verde-grisáceo en el envés, ápice romo o redondeado. Inflorescencia paniculada. Flores con pedúnculo corto, brácteas estrechas y ovaladas, de 3-6 mm de longitud. Cáliz bilabiado, con el labio superior mayor, redondeado, con los sépalos soldados en la mitad a 2/3 inferiores, de color verde claro a verde oscuro; dientes en general rojizos. Corola rosa a rojo de 3-8 mm de longitud. Estambres cuatro, exertos. Gineceo con ovario súpero. Florece de julio a octubre.
     Se trata de una especie importante desde el punto de vista alimenticio, medicinal y ornamental, del cual encontramos numerosas referencias en la literatura hortícola y botánica española. Cavanilles (1803) indicó que se cultivaba en el Real Jardín Botánico. Según Teixidor (1871), se empleaba en el siglo XIX desde un punto de vista medicinal: "La sumidad florida del órégano, con olor muy aromático y sabor amargo un poco picante, se usa en medicamente como tónico, sudorífico, estomático, y antiespasmódico, recomendado en la atonía del sistema digestivo, contra los flatos, el catarro bronquial, la clorosis etc. .. contra el tortícolis, y el reumatismo en cataplasma y fomento, sirve para obtener un aceite volátil fluido, amarillento-verdoso, aromático-acre .... y poco para combatir la caries de los dientes introduciéndolo con hilas en la cavidad". 


Bibliografía

CAVANILLES, A. J. (1803) Descripción de las plantas que D. Antonio Josef Cavanilles demostró en las lecciones públicas del año .802. Madrid.
TEIXIDOR, J. (1871) Flora Farmacéutica de España y Portugal. Vols. I-II. Imprenta de José M. Ducazcal. Madrid.


Origanum vulgare




Punica granatum (el granado)

     Punica granatum L., el granado (familia Punicaceas) es una planta originaria del Mediterráneo y de Asia Menor. Saint-Hilaire (1824) indica que "Es originario de Cartago y del reino de Granada en España, conde crece en abundancia".
     Es un arbusto o pequeño árbol, de 2-5 m de altura, de tronco derecho, corteza pardo-cenicienta, algo resquebrajado, ramas opuestas, patentes, tetrágonas las jóvenes, espinosas algunas en su extremo; hojas opuestas, en general fasciculadas, oblongo-lanceoladas, con peciolo corto, enteras, algo coriáceas, lustrosas, caedizas; flores de color rojo, casi sésiles, solitarias o en grupos de 2-3 en el extremo de las ramitas.
     Laguna (1883) indica que el género "Comprende dos solas especies: P. granatum L. y P. nana L., esta última vive en América (Antillas)". Este autor añade: "Su importancia como árbol frutal, es grande en los Reinos de Valencia y Murcia, y en Andalucía y Extremadura; la forestal, casi nula, á pesar de su madera dura, compacta y homogénea por su grano; su corteza puede aprovecharse, como curtiente y tintórea, y la de su raíz, sobre todo de la planta no cultivada, es un poderoso vermífugo". Cutanda & Amo (1848) la citan como "Cultivada á causa de sus frutos conocidos con el nombre de granadas, y también como adorno por sus hermosas flores rojas, especialmente la variedad que las lleva dobles". 
       Desde un punto de vista medicinal, ha sido muy empleado, por ejemplo, Teixidor (1871) indica:
"La raíz, y especialmente su corteza se usa como vermífuga y en particular para expulsar la ténia, con cuyo fin ya fue indicada por Dioscórides y quedó entre nosotros más tarde por mucho tiempo abandonado su empleo, hasta que Buchanan en 1807 refirió el uso que de ella hacen los indios con admirables efectos ... Segun varios autores, en Francia la corteza de granado se falsifica: 1º con la de agrecejo, que es delgada, ext. gris, int. de color amarillo oscuro, algo fibrosa, de sabor amargo y tiñe mucho la saliva, 2º con la de boj, y 3º con la del moral negro ... No han desaparecido de las boticas las flores de granado ó rosas balaustias, las cuales solian elegirse dobles ó por el cultivo trasformados los estambres en pétalos y su color, por efecto de la desecación, toma color gris y se debilita en el cáliz, inodoras y sabor un poco amargo estíptico, habiendo sido recomendadas como astringentes".


Bibliografía

CUTANDA, V. & M. DEL AMO (1848) Manual de Botánica Descriptiva ó resumen de las plantas que se encuentran en las cercanías de Madrid, y de las que se cultivan en los jardines de la Corte. Imprenta de D. Santiago Saunaque. Madrid.
LAGUNA, M. (1883-1890) Flora Forestal Española. Madrid.
SAINT-HILAIRE, J. H. (1824) Traité des arbres forestiers. Ou histoire et description des arbre indigénes ou naturalisés. Imprimerie de Firmin Didot. Vol. 1. París.
TEIXIDOR, J. (1871) Flora Farmacéutica de España y Portugal. Vols. I-II. Imprenta de José M. Ducazcal. Madrid.


Punica granatum



 

 

  

martes, 18 de junio de 2013

Origanum majorana (mejorana)


   Origanum majorana, la mejorana, majorana, mayorana, orégano mayor (familia: Labiadas), se distribuye de manera natural de la Región mediterránea a Oriente Medio. En la Sierra de Albarracín es ocasionalmente cultivada. Es una planta herbácea, perenne, de 2-7 dm de altura, de porte redondeado, color verde o verde-grisáceo, muy ramificada, con tallos y ramas erectos o ascendentes, glabrescentes, con hojas de 8-12 mm x 4-8 mm de anchura, redondeadas o atenuadas en la base, penninervias, redondea-das, escotadas u obtusas, enteras o levemente lobuladas, dispuestas a lo largo de las ramas y agrupadas en el extremo de éstas en mayor número, subsésiles, ovado-elípticas, inflorescencias en racimos terminales, con espiguillas florales capituliformes, reunidas y sésiles en el extremo de las ramas y brácteas elípticas, de ápice redondeado. Se trata de una especie que ha sido cultivada desde la antigüedad. Teixidor (1871) indica: "Ya descrita por Dioscórides la mejorana, cuyo aroma es muy grato, y amargo el sabor, es tónica y antiespasmódica, reputada muy útil en otro tiempo para curar la apoplegía y parálisis, su polvo se usaba como estornutatorio, y las hojas ó sumidades floridas forman parte de varios medicamentos, como el aceite de estramonio compuesto y otros". Font Quer (1993) indica que se considera un excelente tónico, estomacal, carminativo y astispasmódico, pasa asimismo por sudorífica y emenagoga. A pequeñas dosis es más bien sedante.


Bibliografía

FONT QUER, P. (1993) Plantas medicinales. El Dioscórides renovado. Ed. Labor S. A. Barcelona.
TEIXIDOR, J. (1871) Flora Farmacéutica de España y Portugal. Vols. I-II. Imprenta de José M. Ducazcal. Madrid.

 
Origanum majorana
 
 


sábado, 15 de junio de 2013

Lavandula latifolia (espliego o lavanda)

     El espliego o lavanda (familia Labiadas), se distribuye de manera natural en el Mediterráneo septentrional. En la Península habita en matorrales, bosques muy aclarados de encinas, pinos etc. principalmente en suelos calcáreos de la mitad oriental y se enrarece hasta desaparecer casi por completo en la mitad occidental.
      Es un arbusto de hojas opuestas, enteras, pubescentes y estrechas (5-8 mm), de color verde ceniza, con inflorescencia terminal, muy pedunculada y generalmente ramificada, compuesta por flores pequeñas de color violáceo pálido.
     Es digestiva, estimulante, antiespasmódica, se ha empleado para combatir los cólicos y los flatos, las indigestiones y fermentaciones pútridas etc, tomado en forma de tisana. En exterior se ha empleado contra el reumatismo, pero sobre todo en perfumería y para preparar la esencia y las aguas llamadas de lavanda. Se han empleado sus hojas y flores para hacer sahumerios en las habitaciones en que hubo enfermos y para purificarlas.

Lavandula latifolia

 

jueves, 6 de junio de 2013

Ocimum basilicum (albahaca)

      La albahaca (familia Labiadas), es originaria de Asia y África tropical. Se trata de una planta herbácea anual, con tallos erectos, de 20-80 cm de altura, glabros en la base, teñidos de rojo, muy ramificados, con peciolo de cerca de 1´5 cm, alado, lámina foliar ovada a oblonga, subglabra, base atenuada, margen irregularmente dentado o subentero, 3-4 pares de nervios foliares laterales. Se reproduce por semillas y por división de la mata.
     En la obra española de agricultura medieval, de Abu Zacaria, publicada en castellano en 1802, aparecen citadas ya varias variedades. Font Quer (1993) indica que la albahaca se considera estimulante, y antiespasmódica, la esencia, excitante así que empieza su acción, pero luego deprime y abate, se recomienda en las dispepsias nerviosas, y para favorecer la secreción láctea de las mujeres que crían. Se usa en infusión. Antiguamente se empleaba contra los mosquitos. Ya fue citada por Dioscórides.

Bibliografía

FONT QUER, P. (1993) Plantas medicinales. El Dioscórides renovado. Ed. Labor S. A. Barcelona.

Ocimum basilicum


Melissa officinalis (melisa)

 
     La melisa o toronjil (familia Labiadas), es una planta Eurosiberiana (Submediterránea), herbácea perenne de tallos rastreros que pueden enraizar y otros tallos erectos (hasta 80 cm), hojas opuestas, muy pilosas y de margen serrado y flores son blancas, axilares, agrupadas en verticilastros. Si se toma una hoja entre los dedos notaremos un agradable olor a limón. 
      La esencia de los vástagos contiene citrol, citronelal, geraniol, y linalol, las hojas contienen además resina, mucílago, pequeñas cantidades de un glucósido, y una saponina ácida (Barrera, 1980). Font Quer (1993) indica que sus principales virtudes son la antiespasmódica y estimulante, que se atribuyen a la esencia, por tanto se emplea para reanimar a los desmayados, apaciguar el corazón desbocado, calmar los nervios, facilitar las digestiones difíciles en ciertos estados nerviosos, contra todos los males llamados histéricos, los vómitos de las embarazadas, las menstruaciones difíciles etc. La manera de administrarlo es en forma de tisana, empleando la planta fresca.
 
 
Bibliografía
 
BARRERA, I. (1980) Plantas medicinales de la Serranía de Albarracín.
FONT QUER, P. (1993) Plantas medicinales. El Dioscórides renovado. Ed. Labor S. A. Barcelona.
 
Melissa officinalis


domingo, 2 de junio de 2013

Marrubium vulgare (marrubio blanco)

     El marrubio blanco (familia Labiadas), es una planta Holoártica, que habita en general en la Península Ibérica en medios antropizados, márgenes de caminos y comunidades ruderales.
     Se trata de una mata de color grisáceo, de hojas dentadas y redondeadas, con pequeñas flores de color blanco, densamente agrupadas en verticilos en la parte superior de los tallos.
     Las semillas contienen marrubina, que al parecer tiene carácter latónico, en las sumidades floridas tiene pequeñas cantidades de esencia, resina, materias grasas, taninos y una saponina ácida (Barrera, 1980). Font Quer (1993) indica que en el transcurso de los siglos, y hasta nuestra época, ha continuado empleándose como febrífugo y como modificador de la mucosa respiratoria. También se ha empleado contra los dolores que acompañan a la menstruación (Barrera, 1980).
 
Bibliografía
 
BARRERA, I. (1980) Plantas medicinales de la Serranía de Albarracín.
FONT QUER, P. (1993) Plantas medicinales. El Dioscórides renovado. Ed. Labor S. A. Barcelona.
 
Marrubium vulgare
 
 
 

Lavandula pedunculata (cantueso)

    El cantueso (familia Labiadas), es una planta Mediterránea (Ibérica), que habita en matorrales silicícolas de montaña en zonas frescas y no muy secas.
     Es una planta perenne de tallos leñosos en su base y hojas blanco-tomentosas, enteras, lineares, de color grisáceo-tomentoso y margen revoluto. Las flores las encontramos al final de largos pedúnculos formando una espiga gruesa rematada por un penacho de brácteas de color azulado o violáceo, tan largas o más que las espigas. Es digestiva, estimulante, antiespasmódica, se ha empleado para combatir los cólicos y los flatos, las indigestiones y fermentaciones pútridas etc, tomado en forma de tisana. Indica Barrera (1980) que unas gotas de la esencia en agua sirve como antiséptico para lavar las heridas.
 
Bibliografía
 
BARRERA, I. (1980) Plantas medicinales de la Serranía de Albarracín.

Lavandula pedunculata



 

Laurus nobilis (el laurel)

      El laurel (familia Lauráceas), es una especie mediterránea, como bien indica Laguna (1883-1890): "Pero cultivado en ella desde época muy remota, no es fácil asegurar hoy en qué puntos es verdaderamente espontáneo ...". 
      Es un árbol de hasta 6 m de altura, con hojas con peciolo corto, y limbo de 6-15 x 2´5-5 cm, estrechamente oblongo-elíptico, agudo o acuminado, atenuado, de márgen ondulado, glabro, con fruto en baya de 10-15 mm, de color negro.
     Amo (1871) indican "Árbol cultivado en toda España y espontáneo hoy en alguna que otra localidad". Cutanda & Amo (1848) indican que era cultivada en Madrid. Planta importante en la antigüedad griega y romana, según Teixidor (1871) era el atributo de Esculapio, habiendo servido para coronar con sus hojas a los héroes, adoptado en las universidades durante la Edad Media para con las ramas cargadas de frutos coronar a los graduados, de lo cual deriva el nombre baccae-lauri (bachiller). Según este mismo autor, en todos sus órganos, en especial en las hojas, contiene un aceite volátil aromático, agradable, que le comunica la virtud tónica y estimulante, por lo que se usaba como estomático, carminativo, nervino, sudorífico y espectorante, también se utilizaban sus hojas coriáceas, aromáticas, y de sabor acre en baños contra la debilidad general de los niños, y en inyecciones para combatir los tumores indolentes, la manteca o aceite del fruto del laurel se obtenía prensando en caliente el polvo de las bayas después de tenerlo expuesto a la acción del vapor; también era utilizado en fricciones como excitante y fundente: "Según Plinio, se plantaba cerca de las casas para alejar el rayo, y actualmente sigue siendo el símbolo de la victoria, el premio del genio en las ciencias y las artes. Con el laurel se coronaban en tiempos pasados todos los emperadores de Roma. Según los escritores antiguos, el laurel jamás fue ni puede ser sacudido por el rayo, por lo que Tiberio Cesar siempre que sentía tronar se ponía en la cabeza una guirnalda laurina. Tiene el laurel en sí, virtud de producir fuego, porque si fregamos dos palos de laurel secos uno con otro y le echamos encima un poco de azufre pulverizado, presto se alza la llama. Echadas las hojas de laurel en el fuego dan estallido como la sal, que hace saltar la brasa. El zumo de las bayas y las hojas tienen fuerza contra el veneno, y sorbido por las narices descarga maravillosamente el cerebro". Presenta una madera aromática, de uso en marquetería, las hojas se emplean para cocinar y condimentar, siendo también utilizadas en perfumería. Es tónico estomacal, carminativo y emenagogo.
 
Bibliografía
 
AMO, M. (1871) Flora Fanerogámica de la Península Ibérica. Imprenta de D. Indalecio Ventura. Granada.
LAGUNA, M. (1883-1890) Flora Forestal Española. Madrid.
TEIXIDOR, J. (1871) Flora Farmacéutica de España y Portugal. Vols. I-II. Imprenta de José M. Ducazcal. Madrid.


Laurus nobilis





 

viernes, 31 de mayo de 2013

Juniperus communis (el enebro común)

 
      El enebro común o enebro real (familia Cupresáceas), habita de manera natural en las zonas templadas y frías del hemisferio Norte. En la Península Ibérica es frecuente (falta en las Islas Baleares), habitando en todo tipo de terrenos, desde el nivel del mar hasta 2000 m de altura, aunque en los climas mediterráneos queda relegado a las zonas montanas más elevadas. Convive con pino negral, silvestre, sabina albar y encinas, quejigos y hayas, resistiendo fríos muy intensos, soportando el clima de paramera.
      Es un pequeño árbol de 1-6 m de altura, de hojas aciculares, puntiagudas, de color glaucescente y una raya blanca en el haz (a diferencia de J. oxycedrus, que tiene dos). Los pies masculinos presentan las inflorescencias en forma de conos axilares, compuestas por escamas peltadas dispuestas en espiral. Los pies femeninos también presentan conos axilares, formados en este caso por numerosas escamas. La fructificación es el gálbulo, falso fruto formado por las mismas escamas que se vuelven carnosas, es globoso, de color verde el primer año y negro a la madurez (tarda 2-3 años en madurar).   
      El alcohol obtenido por fermentación de maiz, centeno, malta y otros granos, destilado con las arcéstidas de esta especie y otras plantas aromáticas, es la base de la fabricación de la ginebra o gin, cuyos orígenes hay que buscarlos en los vinos de "cedro" o enebro de los que habla Plinio, preparados hirviendo el mosto con las bayas de enebro.
       Las propiedades Medicinales de las arcéstidas de enebro, que conserva igualmente la ginebra, son conocidas desde antiguo y nos habla ya de ellas Dioscórides, las principales son la diurética y carminativa, son excelentes para facilitar las digestiones y para el tratamiento de los hidrópicos. La esencia de enebro se ha utilizado como antiséptico, quemándose las arcéstidas en tiempo de peste para purificar el aire, y en uso externo es rubefaciente, antifúngica y antirreumática. Las bayas maceradas en vinagre, servían para limpiar las ropas y objetos de las personas contaminadas. El enebro contiene, también un principio amargo: la juniperina, que le confiere propiedades tónicas y aperitivas. Su resina se ha empleado a veces como incienso, y pulverizada constituye la grasa o grasilla, denominada también barniz de escribir, con la que antiguamente se frotaba el papel para evitar que se corriera la tinta. Las bayas de enebro se usan como especia en culinaria, para aderezar carnes y salsas sustituyendo a veces a la pimienta. Tostadas pueden servir como sucedaneo del café.    
    Laguna (1883-1890) indica de los enebros y sabinas "Su madera compacta, de grano fino, más ó ménos aromática , casi incorruptible, de hermoso color rojizo, veteado, es muy buscada para diversos objetos, algunos de gran precio, por ebanistas y torneros por lo bien que puede pulimentarse. En construcciones apenas puede emplearse por las pequeñas dimensiones que, en longitud sobre todo, presentan generalmente los troncos que aun se hallan en los montes; pero antes sin duda, se ha empleado, según el testimonio del viajero y botánco Clusius, en su Rariorum stirpium per Hispanias observat Historia … Son bastante conocidos otros varios aprovechamientos de las especies de este género, todas ellas proporcionan excelente combustible; madera de algunas (I. oxycedrus principalmente) es la empleada con preferencia en los lapiceros; los frutos, que pueden servir y sirven de alimento al ganado en invierno, son buscados para la preparación de diversos aguardientes, muy estimados de las gentes del Norte y de los marinos, como antiescorbútico; la miera, aplicada como vermífugo para curar la roña del ganado, se extrae del enebro á que dá nombre (I. oxycedrus)". 
 
Bibliografía
 
LAGUNA, M. (1883-1890) Flora Forestal Española. Madrid.

 

Juniperus communis


Juniperus sabina (la sabina rastrera)

     La sabina o sabina rastrera (familia Cupresáceas), habita de manera natural en el centro y sur de Europa, norte de África (Argelia) y oeste de Asia (Turquía), en altitudes de 1000 a 2300 m, también en baja altitud en sudeste de Rusia y el oeste de Kazakhstan, y ha sido citado en el Caucaso, los Urales y Siberia, en montañas de 1400–2300 m.
     Laguna (1883-1890) indica "Vive pues esta sabina en España, principalmente en las montañas del E. y del S., y casi siempre como mata rastrera … Tambien esta especie, como la sabina albar, vegeta con preferencia en terrenos calizos y en páramos y montañas, pero subiendo en estas mucho más que la otra, siendo más frecuente en las regiones subalpina y alpina (1500-2500 metros) que en la region baja".
      Se trata de un arbusto bajo con ramas tendidas o ascendentes, con corteza marrón–rojiza, exfoliable, ramas muy densas, ramillas delgadas, 1 mm de grosor, más redondeadas que angulosas, hojas fragantes, escuamiformes y aciculares, de 4 mm de longitud y fruto globoso, oval, de 5–7 mm de grosor, negro–azulado, pruinoso.
      La esencia de sabina, tanto de los gálbulos como de las sumidades tiernas es muy irritante, y no sólo inflama las mucosas, sino incluso la piel. Se ha considerado abortiva, pero en realidad carece de acción específica sobre el útero. Su actividad irritante puede llegar a congestionar todo el bajo vientre, y en consecuencia acarrear el aborto, pero a dosis relativamente tan elevadas que la madre puede perder la vida. Incluso como emenagogo, debe ignorarse como remedio casero, o en todo caso dejarlo exclusivamente en mano de los facultativos (Barrera, 1980).


Bibliografía
 
BARRERA, I. (1980) Plantas medicinales de la Serranía de Albarracín.
LAGUNA, M. (1883-1890) Flora Forestal Española. Madrid.
 
Juniperus sabina


lunes, 27 de mayo de 2013

Iris germanica (el lirio azul)


       El lírio azul (familia Iridáceas), se distribuye en el centro y sur de Europa ampliamente naturalizado, siendo probablemente originario del este del Mediterraneo.
       Es una especie perenne, de 2-6 dm de altura, con cepa gruesa y rizoma rastrero, hojas glabras, flores en racimos terminales, con pétalos de color azul oscuro, seis, tres externos, curvados, y tres internos erectos, los externos con manchas amarillas en la cara interna.
       Es en Egipto, Karnak, en el interior del gran templo de Amon, donde en una sala denominada Jardín botánico, se encuentra la primera imagen de un Iris, junto a otras representaciones de animales y plantas exóticas importadas por Thutmosis III (1479-1425 aC.), de sus expediciones militares a Oriente Próximo. Posteriormente fue empleado por griegos y romanos. Plinio el Viejo, en su Historia Natural, capitulo XXI, trata estas plantas. En el siglo XII, en España, el agrónomo árabe Ibn-al-Awan, indica como cultivar un iris. En Italia, en la misma época, Platearius, escribió un libro de Medicinas Simples, en Salerno, entre 1130 y 1160, mencionando toda una serie de usos para los iris de jardín (I. germanica). Font Quer (1993) indica que a pesar de las numerosas virtudes atribuidas por los antiguos al rizoma de lirio, todavía más exaltadas por los farmacólogos medievales, en la actualidad se ha ido prescindiendo de su uso hasta quedar reducido a la perfumería y a la licorería, se emplea por ejemplo, en la confección de polvos para cosméticos y dentífricos. Según este autor, en estado fresco, este rizoma es un violento purgante.



Bibliografía
 
FONT QUER, P. (1993) Plantas medicinales. El Dioscórides renovado. Ed. Labor S. A. Barcelona.
 
Iris germánica
 

Hedera helix ( la hiedra)

        La hiedra (familia Araliáceas), habita de manera natural de Europa al Caucaso, de España a Escocia.     
       Se trata de una especie trepadora, con hojas juve-niles de 5 x 4´5 cm de anchura, de color verde oscuro, con nerviación plateado-blanca, hojas nuevas y brotes con pelos pequeños blancos y fruto de color negro.
       Especie conocida desde las primeras civilizaciones, en Egipto estaba consagrada a Osiris. Para los griegos, estaba dedicada a Baco, por su analogía con los frutos de la vid y la forma de sus hojas. Los atenienses la utilizaban para formar coronas. Dioscórides en el capítulo 170 del libro II, habla de esta planta y de sus múltiples aplicaciones, tanto para uso interno como externo. Según este autor, "las hojas cocidas con vino y aplicadas en forma de emplasto sanan toda suerte de llagas y extirpan las manchas que imprimió el sol en el rostro… La goma de hiedra aplicada, hace caer los pelos y es veneno de los piojos". Teixidor (1871) nos da algunas indicaciones sobre sus usos: "Son todavía muy usa-das las hojas frescas, con sabor amargo, y al restregarlas, olor balsámico, para aplicarlas á los cauterios .... Por incisiones en los viejos tallos se obtiene la hederina ó gomo-resina, también llamada goma ó resina de yedra, porque segun el estado de la planta varía la cantidad de los principios de esta naturaleza en el producto, que es blando, viscoso, amarillento y muy aromático ...". Font Quer (1993) indica que la hederina, uno de los glucósidos de esta planta, tiene propiedades vasodilatadoras en pequeñas dosis, y en dosis mayores provoca efectos contrarios, es decir, vasoconstrictores, esto explicaría el uso popular, a veces contradictorio de la hiedra. Los frutos contienen cantidades notables de hederina, y actúan como vomitivos y purgantes, en realidad según este autor son tóxicos para el hombre, y sin duda, para diversos animales. Este autor indica otros usos, como cicatrizar las llagas, cociendo las hojas, o las mismas hojas contra la neuritis y neuralgias, y para combatir los callos.

                                                         
Hedera helix


Ilex aquifolium (el acebo)

    El acebo (familia Aquifoliáceas), es originario del oeste, centro y sur de Europa, norte de África, Asia Menor al norte de Irán.
     Es un arbusto o árbol de porte erecto, ramificado desde la base, piramidal, con ramas extendidas, alcanzando en su medio natural hasta 20 m de altura, con ramas jóvenes de color verde oscuro, corteza de color verde-grisáceo en la juventud, gris en la madurez, hojas simples, alternas, de 6-12 cm de longitud, lustrosas, onduladas, con espinas marginales, flores masculinas y femeninas en pies separados, y los frutos son bayas globosas de 6-12 mm de longitud.
     Era empleado como planta medicinal en España en el siglo XIX, según Teixidor (1871): "Sus hojas han sido muy estimadas como diaforéticas, febrífugas y para promover el apetito, las bayas, que son del tamaño de un pequeño garbanzo, son diuréticas, purgantes, vomitivas en número de 10 á 12, habiéndose propuesto las semillas (sin uso) como un sucedáneo del café, y la corteza privada de la epidermis, que tiene casi las propiedades de las hojas…". A lo que añade Laguna (1883): "Es estimada de ebanistas y torneros la madera del acebo; compacta, dura, pesada, muy blanca por lo común, toma bien el color negro y es de las que mejor imitan al Ébano; forma el acebo excelentes setos, porque brota fácilmente de cepa y soporta bien la tijera; su corteza, como es sabido, se aprovecha para la preparación de la liga para cazar los pájaros". Font Quer (1993) indica que las hojas se consideran diuréticas y laxantes, los frutos purgantes, y a mayores dosis vomitivos. Son peligrosos para los niños.
 
Bibliografía
 
FONT QUER, P. (1993) Plantas medicinales. El Dioscórides renovado. Ed. Labor S. A. Barcelona.
LAGUNA, M. (1883-1890) Flora Forestal Española. Madrid.
TEIXIDOR, J. (1871) Flora Farmacéutica de España y Portugal. Vols. I-II. Imprenta de José M. Ducazcal. Madrid.


Ilex aquifolium
 

viernes, 24 de mayo de 2013

Rhus coriaria (el zumaque)


        El zumaque es un arbusto no muy alto, de hojas pinnadas y caducas, que, convertido en polvo, se ha utilizado para curtir pieles desde la antigüedad, como testimonian Teofrasto, Dioscórides y Plinio (López, 2001). gracias a la abundancia de taninos en sus tejidos (ya era empleado en las tenerías romanas).   
      El origen del zumaque parece ser, según algunas investigaciones históricas y botánicas, el centro y este de Turquía, donde participa en los matorrales recolonizadores de suelos volcánicos, pero su uso desde épocas remotas le ha permitido ser conocido y distribuido en todo el ámbito mediterráneo, primero, y en el resto del planeta después. Desde el punto de vista de las plantas exóticas, a este tipo de especies cuya fecha de introducción es anterior a 1.500 d.C. se las denomina arqueófitos (Archaeophyta).
       Por estas propiedades ha sido empleado en medicina popular para detener toda suerte de flujos, como diarreas, hemorragias etc, en forma de gárgaras se consideraba remedio contra el escorbuto, pero no es planta recomendable ya que puede producir intoxicaciones a veces graves, en uso interno (López, l.c.). De esta especie nos indica Font Quer (1993) "Se cría en los ribazos y laderas rocosas o pedregosas de gran parte de la Península, principalmente en su mitad meridional; es planta rara, y las más veces ha de considerarse como una reliquia de antiguos cultivos, que se van extinguiendo poco a poco". Según este autor, debió de ser más frecuente en tiempos de Andrés de Laguna, e incluso de Quer. En el tomo VI de su Flora Española, este autor indica que se trata de una planta astringente, que "Se utilizó para cortar diarreas, pero nada perderemos prescindiendo de ella, porque alguna vez ha sido causa de intoxicaciones, el ganado menor que come esta planta por descuído o impelido por la necesidad, sufre también envenenamientos, a veces mortales… Recién cogidos los frutos, son asimismo dañinos; pero en oriente, adobados, con vinagre, los comen a guisa de alcaparras.

                                                                     Bibliografía

FONT QUER, P. (1993) Plantas Medicinales. El Dioscórides renovado. Ed. Labor S. A. Barcelona.
LÓPEZ, G. (2001) Los árboles y arbustos de la Península Ibérica e Islas Baleares. Tomo II. Ed. MP. Madrid.
  
Rhus coriaria 


Fragaria vesca (fresal)

 
         El fresal (familia Rosáceas), es una especie de distribución Eurosiberiana, frecuentemente cultivada. Se usan las hojas tiernas desecadas, en infusión, como diurético suave, y el cocimiento de rizoma como astringente ligeramente antidiarreico, también en gargarismos contra la inflamación de garganta o de encías, los frutos, ricos en vitamina C, tienen virtudes antigotosas (Barrera, 1980). Desde hace milenios el hombre utiliza la fresa silvestre como alimento, pero sus propiedades medicinales no fueron tenidas en cuenta hasta el siglo XVI.
 
Bibliografía

BARRERA, I. (1980) Plantas medicinales de la Serranía de Albarracín.


 Fragaria vesca
 
 
 
 
 



Helichrysum stoechas (siempreviva amarilla)

     La perpetua amarilla, siempreviva amarilla o manzanilla bastarda (familia Compuestas), es una planta mediterránea, que habita de manera natural en tomillares abiertos y soleados, frecuentemente cercanos al mar. Se trata de una planta subarbustiva, perenne, ramosa, con tallos de 10-30 cm de altura, erguidos o tumbados, hojas muy estrechas y blanquecinas, al igual que el resto de la planta, y capítulos de 5-6 mm de diámetro, con el involucro redondeado, formado por numerosas brácteas de brillo dorado. La esencia de esta planta se compone de acetato de nerilo, pineno furfural, etc. el cocimiento de las inflorescencias se ha usado como pectoral y febrífugo (Barrera, 1980). Esta planta ya fue citada por Dioscórides.

Bibliografía

BARRERA, I. (1980) Plantas medicinales de la Serranía de Albarracín.



                                                               Helichrysum stoechas

domingo, 19 de mayo de 2013

Fraxinus angustifolia (fresno de hoja estrecha)


    El fresno de hoja estrecha o fresno de Castilla (familia Oleáceas), es originario del Mediterráneo occidental. En el Península Ibérica se distribuye en todas las provincias de clima mediterráneo, alcanzando por el norte hasta los valles inferiores de los Pirineos y sur de Galicia, habitando en los márgenes de los cursos de agua y en los fondos de los valles con suelos frescos y nivel freático elevado. En ocasiones también en bosques frescos y umbrosos, desde el nivel del mar hasta unos 1000 m o poco más de altitud.
      Se trata de una especie de porte arbóreo, con tronco finamente agrietado, verticalmente, nudoso en los ejemplares adultos, hojas divididas en foliolos de 8-25 mm de anchura, de oblongos a linear-lanceolados, en general con igual número de dientes que de nervios laterales, y fruto alado (sámara) de 2-4´5 cm.
      Se multiplica en cultivo por semillas. Su madera, de color amarillo pálido rosado, es muy dura, muy elástica y de densidad media o alta, se utiliza en ebanistería (chapas, pavimentos) y en tornería (mangos de herramientas, aparatos de gimnasia, tacos de billar…). Las hojas constituyen un buen forraje para el ganado, tradicionalmente se han utilizado como alimento de reserva para el invierno, pero este aprovechamiento es cada vez más infrecuente. Se han usado en medicina como laxante y diurético.

                                                               Fraxinus angustifolia





Helleborus foetidus (eléboro)


      El eléboro fétido (familia Ranunculáceas), es originario del oeste de Europa, y en la Península Ibérica aparece principalmente en laderas sombrías, pedregosas y rocosas, en los barrancos, setos etc. de la mayor parte del país, principalmente del norte. 
     Se trata de una planta herbácea perenne, con vástagos de hasta 80 cm de altura, que son reemplazados anualmente, hojas caulinares de color verde oscuro, con 7-10 segmentos, inflorescencia terminal con numerosas flores acampanadas, de 1´5-2 x 1´5-2´5 cm, péndulas, con segmentos de color verde, a menudo manchadas de púrpura-marrón hacia el ápice.
      Se conoce poco de su composición, aunque tiene un tóxico cardíaco, la heleboreína, y una saponina glucosídica, la heleborina, de efectos drásticos (Barrera, 1980). Es un purgante violento y un tóxico del corazón, por lo que según Font Quer (1993) no debe emplearse en medicina casera. Exteriormente es rubefaciente y fuertemente irritante (Barrera, 1980).

Bibliografía

BARRERA, I. (1980) Plantas medicinales de la Serranía de Albarracín.
FONT QUER, P. (1993) Plantas medicinales. El Dioscórides renovado. Ed. Labor S. A. Barcelona.

                                                                Helleborus foetidus
 

Digitalis obscura (digital oscura o dedalera negra)


      La digital, dedalera negra, brugia o digital oscura (familia Escrofulariáceas), es originaria del Mediterráneo-occidental, y habita en la Península Ibérica en los collados áridos, en matorrales ásperos, en laderas pedregosas, entre peñascos etc., de preferencia casi exclusivamente en las montañas calcáreas, desde Cataluña hasta Andalucía, y desde las costas levantinas hasta Castilla la Vieja. Es una mata leñosa en su base, con hojas acintadas y agudas, las cuales presentan el margen algo dentado, dispuestas a lo largo del tallo, que es de color pardo-rojizo. Las flores son de tono castaño, tienen la corola soldada, con forma de dedal, y se unen al tallo por un pequeño pedúnculo que les confiere un aspecto colgante, acampanado.
      Font Quer (1993) indica que los primeros estudios químicos sobre esta digital, fueron realizados en Vaencia y publicados en el número 5 de Farmacognosia (págs. 187 ss, año 1944), por E. Costa Novella. Este autor añade que las virtudes de esta planta han de ser parecidas a las de la digital purpúrea, y que en cuanto a la medicina popular, en la Flora Española, tomo V, página 52, Quer, este autor indica "En la Alcarria usan el cocimiento de esta hierba como el mejor preservativo de la gangrena, y le prefieren a cuantos se conocen, en especial para cortar los progresos de este accidente en los cuadrúpedos; nos aseguran, fiados en la experiencia, que al segundo lavado se detiene la mortificación y empiezan a separarse las partes ofendidas". Algunos autores indican su elevada toxicidad y la necesidad de su prohibición.
 
                                                                        Bibliografía

FONT QUER, P. (1993) Plantas medicinales. El Dioscórides renovado. Ed. Labor S. A. Barcelona.

                                                                    Digitalis obscura
 

jueves, 16 de mayo de 2013

Digitalis purpurea (digital)

       La digital, dedalera, dedalera encarnada o dedalera purpúrea (familia Escrofulariáceas) se extiende por todo el occidente de Europa, desde Marruecos hasta más allá del Círculo Polar Ártico, y llega hacia Oriente hasta la cuenca del Elba. Se cría en los bosques aclarados y en sus linderos, con encinas y alcornoques en el sur de la Península, pero con mayor frecuencia acompañando a los robles, hayas y abetos, así como entre rocas y peñascos de las montañas silíceas o descalcificadas. 
      Es una planta perenne más o menos tomentosa, que puede alcanzar hasta los 2 m de altura (incluyendo la inflorescencia), las hojas son ovado-lanceoladas, tomentosas, gruesas y dentadas, grisáceas en el envés y rugoso-reticuladas en el haz, las flores están dispuestas en un racimo unilateral, y presentan una corola tubulosa, con forma de dedal y tiene una cantidad variable de manchas en su interior. Su acción más importante es la que ejerce sobre el corazón enfermo, al cual tonifica. La taquicardia, es decir, los latidos excesivamente frecuentes del corazón y por tanto, la rapidez de pulso, quedan normalizados por obra de la digital. Indirectamente, también influye en otros síntomas patológicos, así favorece la producción y expulsión de orina cuando ésta, a causa de insuficiencia cardíaca, no se da en cantidad normal, hace desaparecer los edemas, y si el paciente respira con dificultad a causa de deficiencias cardíacas, también puede volverlo a la normalidad. Al parecer sólo en Gran Bretaña e Irlanda fue utilizada en medicina popular, y desde tiempo tan antiguo que se remonta, por lo menos, al siglo XI, y en Irlanda a épocas más remotas.

Digitalis purpurea
 

Centaurea cyanus (aciano)

 
 
     El aciano (familia Compuestas), habita de manera natural en el sudeste de Europa y Sicilia, principalmente en herbazales subnitrófilos.
     Es una planta anual, raramente bienal, con tallos de 2-8 dm de altura, erectos, ramificados, hojas glabrescentes y verdes, las inferiores lanceoladas, enteras, dentadas o divididas en 1-3 segmentos lineares o lanceolados en cada lado, las superiores linear-lanceoladas, enteras, inflorescencias (capítulos) azuladas en general, y frutos de 3´5-4 mm, con vilano de 3-4 mm. 
     La planta entera se ha tenido por febrífuga, y la centaurina sería el principio activo para sanar las fiebres. Aunque las flores se han empleado en oftalmología popular algunos autores indican que no tiene efecto en este sentido. Los primeros datos históricos acerca de las virtudes de esta planta los encontramos en las últimas ediciones del Dioscórides de Mattioli (S. XVI).

Centaurea cyanus
 



martes, 14 de mayo de 2013

Cymbalaria muralis

      Cymbalaria muralis pertene a la familia Escrofulariáceas. Es una planta herbácea de 1-5 dm de longitud, herbácea, perenne, de color verde oscuro, con tallos herbáceos, tendidos, ramosos, y hojas de 2-5 cm x 2-6 cm de anchura, reniformes o semicirculares, alternas, distribuidas en toda la planta, con 5-9 lóbulos redondeados, corola de 0´6- 1´5 cm, de color lila o violeta a amarillo, rara vez blanco y espolón de 1´5-3 mm.
     Sanz-Elorza (2006) indica que se trata de una especie originaria del centro de la cuenca mediterránea, concretamente de la zona meridional de los Alpes, Eslovenia, centro y sur de Italia y Sicilia. En el siglo XVI se cultivaba en Alemania y en Italia por sus virtudes medicinales. En el siglo XVII se encontraba en las murallas de Gran Bretaña y del sudeste de Francia, y a principios del siglo XVIII se señaló su presencia en Suiza. En su difusión hacia el resto de Europa, parece que jugaron un papel de-terminante los jardines botánicos. Este autor añade que en España, José Quer, en 1784, la cita aunque poco abundante, en los muros de Cataluña y la Comunidad Valenciana. En la actualidad es una especie rupestre y urbanícola común en casi toda la Península, Baleares y Canarias. Habita en paredes, muros urbanos viejos y sombreados, tejados, jardines y roquedos nitrificados. Aparece principalmente sobre muros. Sus flores se utilizan para infusiones como antiescorbútico y diurético. Las hojas se han consumido en ensaladas, siendo similares al berro.
 
Bibliografía
 
SANZ-ELORZA, M. (2006) La Flora Alóctona del Alto Aragón. Flora Analítica de Xenófitas de la provincia de Huesca. Gihemar, S. A. Segovia.

Cymbalaria muralis



Crataegus monogyna (espino albar)


     El espino albar o majuelo (familia Rosáceas), habita en Europa, Norte de África y Asia, en espinares, setos, riberas y medios forestales con predominio de caducifolios.
     Es un arbusto o árbol de 2-10 m de altura, con ramas glabras o ligeramente pubescente, hojas de 3-5 cm, con 3-7 lóbulos pro-fundamente recortados, blanquecino-verdes en el envés, estípulas ente-ras, flores con corola de 0´8-1´5 cm de diámetro, blanca, y 20 estambres con anteras rojas, y fruto de 6-8 mm de diámetro, de color rojo brillante.
      Las flores contienen quercitrina, que por descomposición da quercetina, y recién cogidas trimetilamina, además lactonas y flaconas que se hallan asimismo en hojas y frutos (Barrera, 1980). Esta planta tiene propiedades medicinales, es cardiotónica y ligeramente diurética; se considera que su acción regula la tensión arterial y, por tanto, se podría emplear en el tratamiento de la hipertensión arterial y en las arritmias cardíacas, es sedante; y relajante muscular y antiespasmódica.

Bibliografía
BARRERA, I. (1980) Plantas medicinales de la Serranía de Albarracín.



 




Ceterach officinarum (doradilla)


     La doradilla (familia Aspleniáceas), es una planta de distribución Holoártica (zonas templadas y frías del Hemisferio Norte), que habita de manera natural en grietas, peñales, rocas y muros desde la orilla del mar hasta zonas montanas.
     Es uno de los helechos que resisten ambientes más cálidos y hasta la insolación solar directa, gracias a que en el envés de la hoja hay muchas escamas de consistencia membranosa que hacen la función de espejo y reflejan la luz solar cuando el helecho queda expuesto a la insolación. El margen ondulado es muy característico de esta especie.
     Es planta astringente, y se emplea contra la tos y diurética (Barrera, 1980). Las genovesas del siglo XVII utilizaban la doradilla para enrubiarse, con la lejía hecha de ceniza de esta planta se lavaban a menudo la cabeza, y ponían el pelo a secar.

                                                                    Bibliografía

BARRERA, I. (1980) Plantas medicinales de la Serranía de Albarracín.

 

martes, 7 de mayo de 2013

Calendula officinalis

      La caléndula (familia Compuestas), es una especie de origen desconocido, probablemente originada en cultivo, tratándose de una planta anual o perenne, de hasta 60 cm de longitud, con tallos ascendentes a erectos, ramosos, de hojas oblongas, oblanceoladas o espatuladas, enteras o dentadas, pubescente-glandulosas, de color verde claro, y las inflorescencias en capítulos de 3-7 cm de diámetro, muy variables morfológicamente, en cuanto a coloración, número de lígulas y flores tubulosas, que varían en general de color amarillo, naranja o marrón. Se trata de una especie conocida desde antiguo por los botánicos españoles, por ejemplo Cavanilles (1803) indicó que era cultivado en el Real Jardín Botánico, y en el siglo XIX ya se cultivaban numerosas formas hortícolas.
     Contiene un compuesto llamado calendulina, ésteres colesterínicos y saponinas entre otras sustancias (Barrera, 1980). Font Quer (1993) indica que presenta propiedades emenagogas parecidas a los senecios, regula los menstruos atajando los que fluyen demasiado copiosos.

Bibliografía
 
BARRERA, I. (1980) Plantas medicinales de la Serranía de Albarracín.
CAVANILLES, A. J. (1803) Descripción de las plantas que Don Antonio Josef Cavanilles demostró en las lecciones públicas del año 1802. Ma-drid.FONT QUER, P. (1993) Plantas medicinales. El Dioscórides renovado. Ed. Labor S. A. Barcelona.
 



lunes, 6 de mayo de 2013

Buxus sempervirens (boj)

     El boj (familia Buxáceas), es una especie del sur de Europa y norte de África. Se trata de un arbusto o pequeño árbol de 2-5 m de altura, con hojas glabras, persistentes, de 15-30 mm x 7-15 mm de anchura, de color verde oscuro en el haz, más claras en el envés, elípticas, con peciolo corto, y margen en ocasiones revoluto, flores poco aparentes y fruto de 6-7 mm, anchamente oblongo.
     Esta especie ha sido cultivada desde antiguo en España, habiendo sido indicado este uso frecuentemente por los botánicos españoles, por ejemplo Cutanda & Amo (1848) indican que era cultivada en Madrid: "Cultivado como adorno por la facilidad con que se presta al corte de la tijera" y Laguna (1883-1890): "Muy cultivado en los jardines de casi toda Europa. Aparte de la importancia que, como combustible tiene por su abundancia en algunas comarcas, es sabido que la notable dureza de su madera lo hace ser estimadísimo de torneros y grabadores", a lo que Teixidor (1871) añade: "El leño de boj es duro, amarillento, poco jaspeado, susceptible de recibir buen pulimento, algo más denso que el agua, siendo el más denso de los leños indígenas… Ha sido considerado excitante, sudorífico y comparadas sus raspaduras con las de guayaco, se han prescrito para combatir las mismas enfermedades, de manera que se ha recomendado en la sífilos, afecciones cutáneas y reumáticas, siendo aun mirado como febrífugo, y el aceite empireumático que por destilación seca produce, de color gris y olor fétido análogo á la miera, se prescribe interiormente como antisifilítico y exteriormente como antipsórico". Font Quer (1993) indica que es tóxico y puede provocar la muerte, por lo que no es recomendable para uso casero o en medicina familiar, aunque este autor indica que parece ser que el cocimiento de las hojas ha podido proporcionar algún éxito en el tratamiento de las fiebres palúdicas. Según este autor, parece ser que entre los más antiguos documentos que nos habla del boj por sus virtudes medicinales se cuentan los escritos medievales de Santa Hildegarda.
      Durante el Renacimiento se continuó el uso y continuaron los ensayos hasta tal punto que en la Flora Española de José Quer (finales del siglo XVIII), este autor dedica más de tres páginas a sus propiedades medicinales que luego fueron perdiendo crédito. Se ha indicado frecuentemente que sus verdaderas propiedades medicinales consisten en hacer descender la fiebre y actuar como laxante.
 
Bibliografía
 
CUTANDA, V. & M. DEL AMO (1848) Manual de Botánica Descriptiva ó resumen de las plantas que se encuentran en las cercanías de Madrid, y de las que se cultivan en los jardines de la Corte. Imprenta de D. Santiago Saunaque. Madrid.
FONT QUER, P. (1993) Plantas medicinales. El Dioscórides renovado. Ed. Labor S. A. Barcelona.
LAGUNA, M. (1883-1890) Flora Forestal Española. Madrid.
TEIXIDOR, J. (1871) Flora Farmacéutica de España y Portugal. Vols. I-II. Imprenta de José M. Ducazcal. Madrid.
 
 
 

 

Berberis vulgaris (agracejo)


      El agracejo (familia Berberidáceas), habita en su área natural de distribución en setos, espinares y matorrales (en pinares, sabinares, quejigares aclarados etc.), de carácter mediterráneo continental o submediterráneo, en altitudes de 600-2000 m.
     Teixidor (1871) nos indica que la baya de Berberis vulgaris se empleaba en "Confituras, pastillas y otros medicamentos ya sin uso, y aun se emplea el zumo (pero poco) en limonadas y jarabe como refrescante y contra las fiebres biliosas". La corteza de la raíz se considera un buen tónico estomacal, y un colagogo que puede prestar buenos servicios en las dispepsias crónicas por inapetencia. Los frutos tienen propiedades refrescantes. Como tónica estomacal se usa la corteza de la raíz, con la que se prepara una infusión. Con los frutos maduros se prepara un delicioso jarabe refrescante, de sabor agridulce.

Bibliografía
 
TEIXIDOR, J. (1871) Flora Farmacéutica de España y Portugal. Vols. I-II. Imprenta de José M. Ducazcal. Madrid.



.
 


Bellis perennis

     La maya o margarita menor (familia Compuestas), habita de manera general en la Península Ibérica en todo tipo de pastizales, preferentemente húmedos.
     Se trata de una planta vivaz, con todas las hojas dispuestas en una roseta basal, espatuladas, con los bordes festoneados y atenuadas en un peciolo; la inflorescencia está formada por un escapo de 10-15 cm, en cuyo ápice aparece un capítulo de unos 2 cm de diámetro, con la zona central amarilla, con numerosas flores tubulosas con cinco dientes, y las flores externas (lígulas) blancas y purpúreas en la cara inferior.
     Es planta cultivada también frecuentemente como ornamental, con numerosas formas que difieren tanto en el tamaño como en el color de los capítulos. Las cabezuelas contienen los ácidos málico, tartárico, acético, oxáltico y tánico, además de saponina (Barrera, 1980). Font Quer (1993) y Barrera (1980) indican que la planta se considera depurativa, por su virtud de activar el metabolismo, añade que antaño se reputaba como poderoso medicamento vulnerario, y específico de la pleuresía, y se han indicado otras virtudes, como por ejemplo que la flor contiene saponinas, y fue un remedio para curar los eczemas, las hojas jóvenes son comestibles, tanto crudas como cocidas, y los capítulos florales contienen taninos, saponósidos, aceites esenciales y ácidos orgánicos, que les confieren diversas propiedades: antitusivas, expectorantes, diuréticas, sudoríficas, cicatrizantes y para controlar la presión arterial.

Bibliografía
 
BARRERA, I. (1980) Plantas medicinales de la Serranía de Albarracín.
FONT QUER, P. (1993) Plantas medicinales. El Dioscórides renovado. Ed. Labor S. A. Barcelona.
 

Arctostaphyllos uva-ursi (gayuba)



      La gayuba, manzanera o uva de oso es una especie de distribución Holoártica (zonas templadas y frías del Hemisferio Norte), perteneciente a la familia Ericáceas, que habita en la Península Ibérica en medios forestales y sus orlas en ambientes frescos de montaña. 
      Se trata de un arbusto de ramas tendidas, con numerosas hojas de disposición alterna, perennes, espatuladas, glabras, coriáceas y de color verde brillante, las flores (urceoladas, es decir, con forma de urna), presentan pétalos de color blanco-rosado, y se agrupan en racimos de 2-12; el fruto es carnoso, liso, globoso y de color rojo intenso. 
      Se multiplica por semillas, y ha sido empleada como medicinal, para mobiliario, construcción y herramientas. Las hojas contienen gran cantidad de taninos, además de quercetina, ursona, arbutina y metilarbutina; estas últimas, que son los principios activos más importantes, son de presencia variable, según procedencia de la planta (Barrera, 1980). Las hojas de la gayuba son desinfectantes de la vejiga y de los conductos urinarios. Se recomienda sobre todo para combatir los catarros de la vejiga, principalmente en las cistitis crónicas (Barrera, 1980). Como planta medicinal el uso de la gayuba se remonta a lejanos tiempos en los paises nórdicos, y aparece ya como tal en el siglo XIII, en algún libro inglés de plantas medicinales, pero fue desconocida de los grandes farmacólogos griegos y latinos.

Bibliografía
 
BARRERA, I. (1980) Plantas medicinales de la Serranía de Albarracín.
 


 


 


domingo, 5 de mayo de 2013

Achillea millefolium


      La milenrama (familia Compuestas) es una planta de distribución eurosiberiana, que habita en la Península Ibérica en los Pirineos, mitad norte y escasas montañas más. Se trata de una planta herbácea rizomatosa de tallos erectos y pubescentes, con flores muy pequeñas, de color blanco puro y con 5 lígulas exteriores, agrupadas en capítulos, que a su vez se reunen formando un corimbo (a primera vista puede parecer una umbela). Las hojas tienen un tamaño de hasta 15 cm de largo, y están muy divididas en foliolos.
      Sus virtudes medicinales han sido destacadas por ejemplo por Barrera (1980) "se ha empleado funda-mentalmente como vulneraria, además la infusión de sumidades floridas se usa como tónico de las vías digestivas, contra la gastritis; esta infusión se usa para el lavado de heridas". Estas virtudes son destacadas por numerosos autores botánicos españoles, por ejemplo Teixidor (1871), indica que se empleaba en "Remotos tiempos para combatir muchas enfermedades … las hojas y flores exhalan olor debil aromático y tienen sabor amargo-astringente, debidos á un aceite volátil azul y á tanino, son tónicas y astringentes, útiles en las hemorroides, metrorrágias, hemóptisis y febrífugas; exteriormente facilitan la cicatrización de las úlceras, han formado parte de medicamentos y cita la Farmacopea las hojas, que reemplazan al lúpulo en la fabricación de cerveza". Font Quer (1993) in-dica que la reputación más preeminente y que nos viene de más antiguo, se cifra en su condición de vulneraria, "Pero así como Dioscórides tratándose de esta planta es parco en la diversidad de sus aplicaciones médicas, éstas se multiplicaron siglos más tarde, y la milenrama fue considerada no sólo vulneraria, es decir, buena para sanar y encorar las heridas, y hemostática, esto, es, apropiada para restañar la sangre, sino restablecedora de la normalidad menstrual, tónica, estimulante, y antiespasmódica, antihemorroidal, y como tantas otras plantas, febrífuga. Muchas de estas aplicaciones parecen realmente fundadas".

Bibliografía


BARRERA, I. (1980) Plantas medicinales de la Serranía de Albarracín.
FONT QUER, P. (1993) Plantas medicinales. El Dioscórides renovado. Ed. Labor S. A. Barcelona.
TEIXIDOR, J. (1871) Flora Farmacéutica de España y Portugal. Vols. I-II. Imprenta de José M. Ducazcal. Madrid.