martes, 18 de junio de 2013

Origanum majorana (mejorana)


   Origanum majorana, la mejorana, majorana, mayorana, orégano mayor (familia: Labiadas), se distribuye de manera natural de la Región mediterránea a Oriente Medio. En la Sierra de Albarracín es ocasionalmente cultivada. Es una planta herbácea, perenne, de 2-7 dm de altura, de porte redondeado, color verde o verde-grisáceo, muy ramificada, con tallos y ramas erectos o ascendentes, glabrescentes, con hojas de 8-12 mm x 4-8 mm de anchura, redondeadas o atenuadas en la base, penninervias, redondea-das, escotadas u obtusas, enteras o levemente lobuladas, dispuestas a lo largo de las ramas y agrupadas en el extremo de éstas en mayor número, subsésiles, ovado-elípticas, inflorescencias en racimos terminales, con espiguillas florales capituliformes, reunidas y sésiles en el extremo de las ramas y brácteas elípticas, de ápice redondeado. Se trata de una especie que ha sido cultivada desde la antigüedad. Teixidor (1871) indica: "Ya descrita por Dioscórides la mejorana, cuyo aroma es muy grato, y amargo el sabor, es tónica y antiespasmódica, reputada muy útil en otro tiempo para curar la apoplegía y parálisis, su polvo se usaba como estornutatorio, y las hojas ó sumidades floridas forman parte de varios medicamentos, como el aceite de estramonio compuesto y otros". Font Quer (1993) indica que se considera un excelente tónico, estomacal, carminativo y astispasmódico, pasa asimismo por sudorífica y emenagoga. A pequeñas dosis es más bien sedante.


Bibliografía

FONT QUER, P. (1993) Plantas medicinales. El Dioscórides renovado. Ed. Labor S. A. Barcelona.
TEIXIDOR, J. (1871) Flora Farmacéutica de España y Portugal. Vols. I-II. Imprenta de José M. Ducazcal. Madrid.

 
Origanum majorana
 
 


sábado, 15 de junio de 2013

Lavandula latifolia (espliego o lavanda)

     El espliego o lavanda (familia Labiadas), se distribuye de manera natural en el Mediterráneo septentrional. En la Península habita en matorrales, bosques muy aclarados de encinas, pinos etc. principalmente en suelos calcáreos de la mitad oriental y se enrarece hasta desaparecer casi por completo en la mitad occidental.
      Es un arbusto de hojas opuestas, enteras, pubescentes y estrechas (5-8 mm), de color verde ceniza, con inflorescencia terminal, muy pedunculada y generalmente ramificada, compuesta por flores pequeñas de color violáceo pálido.
     Es digestiva, estimulante, antiespasmódica, se ha empleado para combatir los cólicos y los flatos, las indigestiones y fermentaciones pútridas etc, tomado en forma de tisana. En exterior se ha empleado contra el reumatismo, pero sobre todo en perfumería y para preparar la esencia y las aguas llamadas de lavanda. Se han empleado sus hojas y flores para hacer sahumerios en las habitaciones en que hubo enfermos y para purificarlas.

Lavandula latifolia

 

jueves, 6 de junio de 2013

Ocimum basilicum (albahaca)

      La albahaca (familia Labiadas), es originaria de Asia y África tropical. Se trata de una planta herbácea anual, con tallos erectos, de 20-80 cm de altura, glabros en la base, teñidos de rojo, muy ramificados, con peciolo de cerca de 1´5 cm, alado, lámina foliar ovada a oblonga, subglabra, base atenuada, margen irregularmente dentado o subentero, 3-4 pares de nervios foliares laterales. Se reproduce por semillas y por división de la mata.
     En la obra española de agricultura medieval, de Abu Zacaria, publicada en castellano en 1802, aparecen citadas ya varias variedades. Font Quer (1993) indica que la albahaca se considera estimulante, y antiespasmódica, la esencia, excitante así que empieza su acción, pero luego deprime y abate, se recomienda en las dispepsias nerviosas, y para favorecer la secreción láctea de las mujeres que crían. Se usa en infusión. Antiguamente se empleaba contra los mosquitos. Ya fue citada por Dioscórides.

Bibliografía

FONT QUER, P. (1993) Plantas medicinales. El Dioscórides renovado. Ed. Labor S. A. Barcelona.

Ocimum basilicum


Melissa officinalis (melisa)

 
     La melisa o toronjil (familia Labiadas), es una planta Eurosiberiana (Submediterránea), herbácea perenne de tallos rastreros que pueden enraizar y otros tallos erectos (hasta 80 cm), hojas opuestas, muy pilosas y de margen serrado y flores son blancas, axilares, agrupadas en verticilastros. Si se toma una hoja entre los dedos notaremos un agradable olor a limón. 
      La esencia de los vástagos contiene citrol, citronelal, geraniol, y linalol, las hojas contienen además resina, mucílago, pequeñas cantidades de un glucósido, y una saponina ácida (Barrera, 1980). Font Quer (1993) indica que sus principales virtudes son la antiespasmódica y estimulante, que se atribuyen a la esencia, por tanto se emplea para reanimar a los desmayados, apaciguar el corazón desbocado, calmar los nervios, facilitar las digestiones difíciles en ciertos estados nerviosos, contra todos los males llamados histéricos, los vómitos de las embarazadas, las menstruaciones difíciles etc. La manera de administrarlo es en forma de tisana, empleando la planta fresca.
 
 
Bibliografía
 
BARRERA, I. (1980) Plantas medicinales de la Serranía de Albarracín.
FONT QUER, P. (1993) Plantas medicinales. El Dioscórides renovado. Ed. Labor S. A. Barcelona.
 
Melissa officinalis


domingo, 2 de junio de 2013

Marrubium vulgare (marrubio blanco)

     El marrubio blanco (familia Labiadas), es una planta Holoártica, que habita en general en la Península Ibérica en medios antropizados, márgenes de caminos y comunidades ruderales.
     Se trata de una mata de color grisáceo, de hojas dentadas y redondeadas, con pequeñas flores de color blanco, densamente agrupadas en verticilos en la parte superior de los tallos.
     Las semillas contienen marrubina, que al parecer tiene carácter latónico, en las sumidades floridas tiene pequeñas cantidades de esencia, resina, materias grasas, taninos y una saponina ácida (Barrera, 1980). Font Quer (1993) indica que en el transcurso de los siglos, y hasta nuestra época, ha continuado empleándose como febrífugo y como modificador de la mucosa respiratoria. También se ha empleado contra los dolores que acompañan a la menstruación (Barrera, 1980).
 
Bibliografía
 
BARRERA, I. (1980) Plantas medicinales de la Serranía de Albarracín.
FONT QUER, P. (1993) Plantas medicinales. El Dioscórides renovado. Ed. Labor S. A. Barcelona.
 
Marrubium vulgare
 
 
 

Lavandula pedunculata (cantueso)

    El cantueso (familia Labiadas), es una planta Mediterránea (Ibérica), que habita en matorrales silicícolas de montaña en zonas frescas y no muy secas.
     Es una planta perenne de tallos leñosos en su base y hojas blanco-tomentosas, enteras, lineares, de color grisáceo-tomentoso y margen revoluto. Las flores las encontramos al final de largos pedúnculos formando una espiga gruesa rematada por un penacho de brácteas de color azulado o violáceo, tan largas o más que las espigas. Es digestiva, estimulante, antiespasmódica, se ha empleado para combatir los cólicos y los flatos, las indigestiones y fermentaciones pútridas etc, tomado en forma de tisana. Indica Barrera (1980) que unas gotas de la esencia en agua sirve como antiséptico para lavar las heridas.
 
Bibliografía
 
BARRERA, I. (1980) Plantas medicinales de la Serranía de Albarracín.

Lavandula pedunculata



 

Laurus nobilis (el laurel)

      El laurel (familia Lauráceas), es una especie mediterránea, como bien indica Laguna (1883-1890): "Pero cultivado en ella desde época muy remota, no es fácil asegurar hoy en qué puntos es verdaderamente espontáneo ...". 
      Es un árbol de hasta 6 m de altura, con hojas con peciolo corto, y limbo de 6-15 x 2´5-5 cm, estrechamente oblongo-elíptico, agudo o acuminado, atenuado, de márgen ondulado, glabro, con fruto en baya de 10-15 mm, de color negro.
     Amo (1871) indican "Árbol cultivado en toda España y espontáneo hoy en alguna que otra localidad". Cutanda & Amo (1848) indican que era cultivada en Madrid. Planta importante en la antigüedad griega y romana, según Teixidor (1871) era el atributo de Esculapio, habiendo servido para coronar con sus hojas a los héroes, adoptado en las universidades durante la Edad Media para con las ramas cargadas de frutos coronar a los graduados, de lo cual deriva el nombre baccae-lauri (bachiller). Según este mismo autor, en todos sus órganos, en especial en las hojas, contiene un aceite volátil aromático, agradable, que le comunica la virtud tónica y estimulante, por lo que se usaba como estomático, carminativo, nervino, sudorífico y espectorante, también se utilizaban sus hojas coriáceas, aromáticas, y de sabor acre en baños contra la debilidad general de los niños, y en inyecciones para combatir los tumores indolentes, la manteca o aceite del fruto del laurel se obtenía prensando en caliente el polvo de las bayas después de tenerlo expuesto a la acción del vapor; también era utilizado en fricciones como excitante y fundente: "Según Plinio, se plantaba cerca de las casas para alejar el rayo, y actualmente sigue siendo el símbolo de la victoria, el premio del genio en las ciencias y las artes. Con el laurel se coronaban en tiempos pasados todos los emperadores de Roma. Según los escritores antiguos, el laurel jamás fue ni puede ser sacudido por el rayo, por lo que Tiberio Cesar siempre que sentía tronar se ponía en la cabeza una guirnalda laurina. Tiene el laurel en sí, virtud de producir fuego, porque si fregamos dos palos de laurel secos uno con otro y le echamos encima un poco de azufre pulverizado, presto se alza la llama. Echadas las hojas de laurel en el fuego dan estallido como la sal, que hace saltar la brasa. El zumo de las bayas y las hojas tienen fuerza contra el veneno, y sorbido por las narices descarga maravillosamente el cerebro". Presenta una madera aromática, de uso en marquetería, las hojas se emplean para cocinar y condimentar, siendo también utilizadas en perfumería. Es tónico estomacal, carminativo y emenagogo.
 
Bibliografía
 
AMO, M. (1871) Flora Fanerogámica de la Península Ibérica. Imprenta de D. Indalecio Ventura. Granada.
LAGUNA, M. (1883-1890) Flora Forestal Española. Madrid.
TEIXIDOR, J. (1871) Flora Farmacéutica de España y Portugal. Vols. I-II. Imprenta de José M. Ducazcal. Madrid.


Laurus nobilis